Proyecto beta (II)

Llevaba un tiempo sin escribir, pero ya vuelvo con algo nuevo. Daré comienzo al articulo con una palabra… ¡Ansia! ¡Somos unos ansias! ¡El ansia nos ha de matar!

Hace un par de días Levi y yo decidimos comprar una especie de cuaderno, en este cuaderno vamos a preparar la parte del guión, argumento y escenario, en otras palabras, la teoría. Este cuaderno lo guardaremos junto al proyecto para que nuestros hijos vean cual aburridos estaban su padres a su edad. No, en serio, lo vamos a guardar como recuerdo del esfuerzo que conlleva todo esto. En este capricho escribiremos de una manera ordenada y con letra mínimamente  inteligible, eso es la teoría, pero al ponerlo en práctica nuestra letra resulta ser indescifrable incluso para nosotros.

El mismo día que compramos el cuaderno dimos nombre y ser a nuestro personaje, en otras palabras hemos escrito la historia de este, y las escenas de cada asesinato. Un gran adelanto visto lo que teníamos un par de horas antes.

Subiré una foto de nuestro cuaderno el próximo articulo para que veáis cual elegante es.

Anuncios

Proyecto beta (extra)

Esta entrada es para explicaros una decisión que probablemente pongamos en práctica los miembros del corto. Cabe la posibilidad de que grabemos tras las cámaras todo el trabajo y el famoso “Cómo se rodó” de la próxima obra, proyecto beta. Grabaríamos una especie de diario, para que vieseis como trabajan las mentes brillantes (que bien suenan mis ironías…). Bueno, un saludo, y esperemos que pueda actualizar esto con frecuencia.


Proyecto beta (I) (¡Ahora sí!)

Cinco de la tarde, Levi y yo salimos exhaustos después de una hora y media de deporte. Diez simples minutos en la bici estática ya me han demostrado que el óxido empezaba a crear una familia en mis articulaciones. La pregunta es… ¿Qué tema puede salir después de una hora y media de deporte? La respuesta a estas alturas resulta ser obvia, proyecto beta. Hemos tenido una barbarie de ideas, cada cual mejor que la anterior. A priori hemos partido de una idea simple, el ya aquí antes mencionado “grabación en primera persona”. Pero no os emocionéis, pues no daré pistas sobre la temática, simplemente me limitaré a escribir con una sonrisa de oreja a oreja: ¡Felicidades!. He ahí la esencia (palabra que tanto gusta a mi profesor de filosofía) de este corto.

Hemos dado unas vueltas al cubo de rubik, y por ahora hemos logrado que encajen dos colores. Sin embargo nos quedan por fulminar cuatro colores: el guión, la grabación, el montaje y el resultado. No es tarea fácil la que nos queda…

Finalmente, daré como concluida esta entrada citando al gran Andrés Montes -que en paz descanse- “Tiki-taka”.

p.d. No sé si os habréis dado cuanta, pero estoy abonado a la palabra a priori.


Proyecto beta (I)?

Dentro de poco me da a mí en la nariz que estoy ante un futuro proyecto. Levi, otros 3 amigos más por lo menos y yo planeamos hacer un pequeño ensayo, por así decirlo. El título tiene un símbolo de interrogación porque todavía no está del todo claro. Como ya he comentado es otra de las ideas que hay en el aire, aunque para esta parece ser que hay más ganas (o eso creo por lo menos). No tenemos muchas cosas decididas pero lo que sí sabemos es que será grabado en primera persona también.

Para este corto tenemos un plus, y es que nos van a prestar una cámara con muy buena calidad que nos será de gran ayuda para este proyecto más serio. Os mantendré informados.


Persistencia

Si hay algo que aprendí en los días en los que el corto tenía una fuerza considerable en mi entorno, es que hay que ser una persona persistente. La persistencia sería como el jardinero que cuida un árbol: si no mimas al árbol, no lo riegas de vez en cuando ni ojeas como va su crecimiento se morirá y pasará a ser abono para la tierra. En mi caso, el corto pasaría a ser una idea que enterrar en el cementerio de los recuerdos. Esta última frase me lleva a una frase que Carlos Ruíz Zafón citó en uno de sus libros (si mal no recuerdo) “Un cementerio no es un simple campo dónde cuerpos sin alma restan en paz, es un sitio donde se entierran los deseos, ideas y pensamientos de la gente”. Sinceramente espero que no pase esto, pero la idea solo la mantenemos con mucho deseo 2 personas:  la persona que firma en mi blog bajo el seudónimo de Levi y yo.

Pero bueno, quizá solo sea uno de los mil caprichos que el destino tiene preparados para mí y que no lograrlos sienta como un jarro de agua fría.

Quién sabe.


Música sin copyright

Hace unos días un comentario de Jolaus, ya os desveló un trabajo en el que llevaba tiempo trabajando. Música libre. Dado que todavía no he encontrado ningún artículo en el cual se haga una pequeña lista con la explicación de cada página web, he decidido tirarme a la piscina y probar tantos servicios de música libre como he encontrado (más algunos que desconocía citados en el comentario echo por Jolaus). Y en el siguiente post os voy a explicar que tal fue mi experiencia con las 5 páginas que más me gustaron.

Shuffer


De todos los servicios de música libre que estado utilizando a lo largo de la semana este a sido el que menos claro me ha dejado en lo que a su licencia se refiere. La página, en si, está protegida por Copyright, pero los blogs que la forman no, estos últimos tienen su propia licencia, por lo tanto puedes encontrarte música con Copyright o bien Creative Commons. En lo que a apariencia se refiere, en esta página diferentes blogs musicales de todo el mundo exponen su música, y Shuffer lo único que hace es ordenarlos por género, tienen un amplio abanico de géneros en el cual poder elegir. Su funcionamiento es muy simple, haces click sobre cualquier género y se te abrirá un blog con una barra encima de él. En esta barra sonará música que exponen en ese blog, y si le das a la siguiente pista, Shuffer te cambiará al blog de la cual esa nueva pista procede, y así sucesivamente. En definitiva, práctico pero nada claro en lo que a licencias se refiere.

Jamendo

Este sitio fue especialmente de mi agrado, muy simple de usar y de entender. En Jamendo todo está bajo licencia de Cretive Commons, con lo que se pueden descargar las canciones y ponerlas en cualquier película o proyecto simplemente citando al autor. Su uso es, como ya mencioné, extremadamente fácil. Tienes dos opciones, buscar en la barra de arriba cualquier cosa, por ejemplo: “jazz” o bien podéis hacer click sobre los enlaces de la parte de abajo de la web. En el primer caso te saldrá todo lo relacionado al jazz, en el segundo tendréis que ir de etiqueta a etiqueta hasta encontrar lo que deseéis.

Freeplay Music

Este es la página web de donde saqué el sonido para mi intento de corto (pongo intento por delante porque el resultado no fue el esperado). Freeplay Music tiene un motor de búsqueda simplísimo y facilísimo. Tenemos 3 cuadrados, más uno que es el de búsqueda. En los 3 cuadrados que no son el de búsqueda nos aparecen: los álbumes, el género y para que la queremos. Este último es extremadamente útil, pues podemos buscar las canciones dependiendo de para que la queremos, por ejemplo: para una escena de suspense, de acción, de humor… tiene diversas opciones. Explicar su uso hace que la báscula se incline sobre lo patético, pero daré paso a mi explicación. Hacemos click sobre cualquiera de los 3 recuadros o sobre el buscador para escribir algo. Una vez echo esto, nos saldrán 10 resultados por pagina a x en total. Escuchamos las canciones una a una haciendo click sobre el primer enlace a la derecha que aparece en la parte de abajo (a la derecha de mp3). Y seguiremos así hasta que encontremos algo de nuestro interés.

Magna Tune

Página web de uso tan fácil como todas las demás mencionadas. Esta web tiene una lista en la parte superior con los diferentes géneros, hacemos click sobre cualquiera de ellos y nos saldrá un cuadro de reproducción con todas las canciones, y debajo de este las canciones correspondientes a cada número en el reproductor. La licencia de cada canción viene especificada junto al enlace de descarga, no puede haber dudas de que tipo de licencia tiene cada canción.

De todas las diferentes páginas para descarga de música que he usado esas 4 han sido las cuales a las que más uso les he dado. Pero este artículo no podría terminar sin “2 pluses”.

El primer plus. Scorefitter es un programa de Pinnacle, que aunque es de pago contiene canciones con licencia Creative Commons. Podéis comprar en este enlace los 3 volumenes, o bien descargarlo gratis con una simple búsqueda en Google.

El segundo plus. Encontré un enlace en el cual aparece en el segundo post del foro una millonada de páginas donde poder descargar canciones bajo licencia de Creative Commons. Que aproveche.


Proyecto alpha (V)

No pensaba publicar hoy el vídeo por motivos personales, pero he cambiado de opinión.

Redoble de tambores… Mi proyecto en solitario. Dadle al play y disfrutad: bueno, bonito y barato.


A %d blogueros les gusta esto: